Barbacoas 2018: los mejores trucos para una carne perfecta

Una de las formas más divertidas de celebrar una reunión de amigos o familiares es alrededor de una barbacoa. Ya sea en el campo o en la playa, una barbacoa es la excusa perfecta para disfrutar de un genial día al aire libre en plena naturaleza, olvidar la línea por un día y pasarlo en grande con quienes más queremos. Pero una barbacoa no es únicamente un montón de gente pasándolo en grande: si lo que queréis es disfrutar de una buena parrillada tendréis que estar preparados.

¿Qué necesitas tener en cuenta para disfrutar de la mejor carne el día de la barbacoa?

Información sobre la zona

Es importante saber si existen barbacoas de construcción para el público en el lugar en el que vais a celebrar la reunión. ¿Te imaginas que llegáis con la carne, el carbón, y todo preparado, para descubrir que no hay ningún sitio donde cocinarlas? Es importante saberlo para llevar una portátil en todo caso.

Además, debido a las altas temperaturas y las sequías, en España está prohibido realizar barbacoas durante todo el año. Infórmate bien acerca de qué época es la adecuada para ello en la zona que queréis visitar. Si resulta que está cerrado, podéis buscar una alternativa: llevar comida preparada (aunque ya no sería una barbacoa, obviamente) o buscar otra área en la que esté permitido en las fechas que os interesan.

Por supuesto, creo no tener que recordar que es bastante imprescindible conocer las condiciones climáticas del lugar. Más de una vez me ha pasado con la familia que estábamos todos alrededor de la barbacoa, tratando de buscar calor.

¿Cuánta gente va a asistir?

Obviamente, antes de hacer las compras conviene confirmar con los invitados si van a asistir y cuántos de ellos piensan hacerlo. Calcula que aproximadamente cada invitado comerá unos 400 gramos de carne, quizá algo menos si vamos a iniciar con patatas fritas, embutidos o aceitunas mientras se hace la carne.

En cualquier caso, llevarse a casa unos tuppers de carne de barbacoa ya preparada no es del disgusto de nadie.

¿Cuál es la mejor carne para barbacoas?

¡La de tofu! Es broma. Si quieres hacer una barbacoa de carne (que también las hay de pescado y verduras, deliciosas) las mejores son quizá el cerdo, el vacuno y el cordero.

  • Del cordero destacan las chuletas o el costillar.
  • Si apetece vacuno, chuletones, solomillos o entrañas son los mejores cortes, aunque hay que tener en cuenta que los chuletones o entrecots no deberían superar los 2 cm de grosor para que se hagan en condiciones. Las hamburguesas son siempre una buena opción.
  • Del cerdo elegiremos… ¡pues prácticamente todo! Panceta, costillas, chistorra, salchichas, morcilla, chorizo, presa o secreto.
  • Unos pinchitos de pollo nunca están de más. Algo de carne en adobo o marinado es genial también.
  • Ahora en serio, no te olvides de traer algo de verdura para aligerar tanto consumo de carne.

Para que la carne salga perfecta no puedes ponerla a cocinar justo después de sacarla de la nevera. Debe reposar fuera del frío hasta ponerse a temperatura ambiente al menos durante una hora antes de asarla.

¡El momento más esperado: encender la barbacoa!

¿Qué clase de combustible vas a usar para el fuego de tu barbacoa? Ten en cuenta que una barbacoa de leña deja un genial sabor en la carne, pero se consume más deprisa, por lo que tendrás que ir añadiendo madera todo el tiempo para mantenerlas encendidas. El carbón dura mucho más. Siempre puedes mezclarlos, pero asegúrate de que es madera o carbón de calidad.

Encender la barbacoa no es difícil, aunque en esta página encontrarás algunos trucos.

Ten en cuenta que no puedes cocinar la comida con fuego: tienes que esperar a que el fuego desaparezca y las brasas queden blanquecinas. La parrilla tiene que ir en un punto medio (si tienes la posibilidad de poner varios niveles de parrillas, esto te ayudará a controlar los tiempos de cocción), desde luego no tocando las brasas o la carne se quemará por fuera y quedará cruda por dentro.

¿Cómo cocinar la carne?

Ya sabes que cada carne tiene su tiempo de cocción. Comienza poniendo en el asador el chorizo, la morcilla, la panceta, los pinchos… Después procede con el pollo y las verduras y según estos vayan saliendo ve a por los platos principales y piezas más grandes.

No pinches la carne ni la cortes para saber si ya está en su punto, ya que perderán todo su jugo a través de la herida que les generes. Tampoco le quites la grasa a la carne antes de cocinarla, ya que es la principal responsable del sabor y el olor tan rico que desprenden las parrilladas. Ni des vueltas y más vueltas a las piezas o toques la carne continuamente.

No olvides que la buena cocción y el sabor ideal de la comida a la brasa requiere su tiempo. No te apresures. Si alguien tiene hambre, que coman cacahuetes (eso sí, sin hincharse que luego no hay sitio para lo principal).

Otra de mis recomendaciones: que haya designados al menos dos maestros asadores. De esta forma pueden turnarse para disfrutar de la comida y cocinar sin sufrir.

Poner el punto final con una buena limpieza

El campo no es tu casa. No puedes irte y esperar que otro recoja tu basura o decirte a ti mismo que «ya lo limpiarás mañana». Si trajiste bolsas de plástico, platos, vasos, bandejas donde traías la carne, etcétera, no puedes dejarlas en el lugar en el que comiste. No solo se trata de una cuestión de buena educación sino de inteligencia: ¿crees que dejar tus cosas tiradas en el campo o la playa va a ayudar a alguien? La respuesta es NO. Por lo tanto, recoge antes de irte para terminar la barbacoa con buen pie.

0 comments on “Barbacoas 2018: los mejores trucos para una carne perfectaAdd yours →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *