Ensaladas nutritivas y deliciosas

Hay personas a las que les encantan las ensaladas. Puede que a algunos les parezca extraño, pero el sabor fresco y la textura crujiente de una buena ensalada son tan atractivos como para otros puede ser un buen asado. Pero, a veces, si no nos esforzamos mucho en preparar nuestras ensaladas pueden acabar siendo aburridas, sosas y poco saciantes. Hoy os traigo unos trucos para preparar ensaladas nutritivas y muy, muy sabrosas.

El secreto está en los ingredientes

Estoy seguro de que muchas personas, al oír ensalada, piensan en un plato de comida para conejos, es decir, solo hierba (diferentes tipos de lechuga, o ni siquiera eso). Pero las ensaladas ofrecen muchas variedades, ya que tenemos a nuestro alcance una inmensa variedad de verduras y porque las ensaladas, amigos míos, no tienen por qué ser solo de verdura: aceptan frutas, proteínas, cereales…

Es más: si te comes una ensalada solo de lechuga, porque estás buscando adelgazar, a los veinte minutos volverás a tener hambre. La lechuga es un alimento de muy bajo nivel calórico: comiendo solo lechuga te faltarán nutrientes y te faltará energía para afrontar el día a día. Pero si añades diversos elementos a tus ensaladas pronto descubrirás un infinito mundo de posibilidades, todas ellas muy sanas.

¿Cómo preparar ensaladas nutritivas?

A la hora de preparar una ensalada, lo importante es que utilices tus ingredientes preferidos. Con la amplia variedad de alimentos que tenemos a nuestra disposición hoy día, lo absurdo es forzarse a comer algo que no te gusta: siempre puedes encontrar alternativas con propiedades similares.

Quiero hablarte hoy de una serie de elementos que puedes añadir a tus ensaladas para hacerlas más exóticas, saciantes, completas y, sobre todo, deliciosas. Mézclalos como prefieras y disfruta de platos sanos y frescos J

  • Una base de vegetal verde

Por lo general, sobre todo si pensamos preparar una ensalada como plato único, colocaremos una base de espinacas o lechuga (las hay de diferentes tipos) para empezarla. Esto aportará al plato una enorme cantidad de fibra, vitaminas, agua y mucho volumen, sin incurrir en grandes aportes de calorías. Además, tanto la lechuga como las espinacas carecen de mucho sabor, por lo que son perfectas para mezclarlas con prácticamente cualquier cosa. También puedes emplear endibias si buscas algo más fuerte.

  • Legumbres

Las legumbres aportarán más fibra aún a tu ensalada, así como hidratos de carbono complejos y proteínas vegetales. ¿Qué significa esto? Pues, básicamente, que te ayudarán a mantenerte saciado durante más tiempo tras terminar tu ensalada. Además, contienen minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio y potasio.

  • Fruta

Añadir frutas a tus ensaladas estarás aportando sabor, color, texturas y, sobre todo, muchas vitaminas y fibra. Es una forma muy sencilla de darles un toque dulce, divertido y exótico. Algunas de las frutas más utilizadas en ensaladas son mango (refrescante, exquisito, rico en minerales, vitamina C y B), piña (diurética, ácida, antiinflamatoria y anticancerígena), manzana (dulces y crujientes, ayudan a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre), granada (alto poder antioxidante, vitaminas, alivia el estrés y disminuye la tensión arterial) y naranja (famosa por su contenido en vitamina C, fortalece los vasos sanguíneos, alivia trastornos intestinales…), ¡pero puedes echar la que más te guste!

  • Alimentos de origen animal

Añadir proteínas a tu ensalada es una forma de conseguir saciedad y que te ayudará a conseguir músculo a la vez que adelgazas, si es que estás entrenando. Si añades pescado, además, obtendrás grasas buenas como el omega-3. Los más habituales son el atún y salmón. El huevo es otro de los imprescindibles, siempre cocido, y si añades carnes, que sea alguna carne blanca y magra. Los veganos pueden añadir más proteínas vegetales, como el tofu, el seitán o la soja.

  • Semillas

Añadiendo semillas a tus ensaladas incorporarás grasas saludables en tu ensalada y las harás más saciantes y proteínicas.

  • Pasta o arroz

Aunque las ensaladas ya poseen bastantes hidratos de carbono en la verdura, puedes añadir patatas o pasta (integral, a ser posible) para agrandarlas y hacerlas más saciantes. El sabor neutro de la pasta te permite combinarla con prácticamente cualquier cosa. Sin embargo, este elemento es prescindible.

Ahora que ya sabes cómo construir una buena ensalada, espero que no vuelvas a creer que son aburridas. ¿Y tú? ¿Las has probado ya? ¿Cuál es tu ensalada favorita?

0 comments on “Ensaladas nutritivas y deliciosasAdd yours →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *