Menú navideño para niños

Si tienes niños, sabes que a veces pueden ser un poco especiales para la comida. Ya que anteriormente os he traído un menú navideño para veganos, he pensado que no estaría mal hacer también una versión del menú navideño para niños, para que ellos disfruten más de una cena hecha a su medida y los adultos podáis descansar de la eterna lucha por un plato vacío. Eso sí: prometo que en este menú no hay ni patatas fritas ni pizzas ni salchichas.

¿Sabías que los niños tienen un sentido del gusto más desarrollado que los adultos? Venimos al mundo con una enorme cantidad de papilas gustativas que van perdiendo fuerza o habilidades (no podemos decir realmente que desaparezcan) conforme crecemos. Además, los bebés se acostumbran pronto al sabor dulce de la leche materna y encontrarse con un sabor amargo, picante o ácido les va a echar muy para atrás. Pero se trata de la Navidad y queremos una cena tranquila y divertida, por lo que (creo) no pasa nada si tus hijos comen platos adaptados a ellos… al menos un par de noches al año.

Estos son los platos que nosotros preparamos normalmente en Navidad para mis sobrinos:

Entrantes:

  • Embutidos y queso
  • Tartaletas de ensaladilla
  • Tostaditas de paté

Normalmente, en casa de mi hermana los niños comparten los entrantes con los adultos, aunque son ellos mismos los que deciden cuáles prefieren tomar. Por supuesto, los mejores aliados de los pequeños en estos casos son aquellos a los que están acostumbrados ¡porque vienen dentro del bocadillo! Jamón, chorizo, salchichón, quesos y paté son los preferidos. También les llaman mucho la atención las tartaletas de ensaladilla: yo diría que por su aspecto divertido y su sabor entre dulce y salado.

Primer plato:

  • Sopa de pollo
  • Cóctel de gambas

Obviamente, los niños disfrutan de un estómago bastante más pequeño que el de los adultos y, además, comen más despacio. Por eso a la hora de preparar para ellos un primer plato (si vamos a hacerlo), mejor que sea ligero y rápido de comer. Una sopa de pollo, calentita y de las preferidas por los niños, o un cóctel de gambas, fresco y aderezado con salsa rosa, pueden ser buenas opciones.

Segundo plato:

  • San Jacobos
  • Lasaña
  • Albóndigas de bacalao
  • Solomillo con salsa de manzana
  • Salmón al horno

Como plato principal (o único plato si sabemos que nuestros niños comen poquito), algo que sepamos que les va a encantar. Unos San Jacobos caseros, por ejemplo, en los que se combina el sabor del queso, con la carne y el jamón york, empanados y fritos son una opción un poco más elegante que unas salchichas y están muy ricos. La lasaña, también cargadita de queso y bechamel, o un solomillo con salsa de manzana pueden ser también platos para adultos que seguro que encantarán a los niños. ¿Prefieres mejor algo de pescado? Prueba con el salmón, que quizá no tiene un sabor tan fuerte, o las albóndigas de bacalao, saladas y redondas.

Postre

Respecto al postre, ¿qué os voy a decir? Como mencionaba anteriormente, los niños sienten una tendencia natural (y médicamente probada) hacia los sabores dulces. Por lo tanto, no creo que este sea uno de los casos en los que haya que buscar una alternativa para ellos. En cualquier caso, si no tienen ganas de postre es quizá mejor dejar que se lo salten. Al fin y al cabo, todos comemos mucho en Navidad, ¿no?

0 comments on “Menú navideño para niñosAdd yours →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *